Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Nuestra capilla está dedicada al misterio de la Ascención del Señor.
 
En el centro del retablo, hay una magnífica escultura de Jesucristo resucitado y glorioso en el momento de subir al Cielo para colocarse a la derecha del Padre e interceder por nosotros.
 
La obra es del artista español Javier Martínez (el mismo autor del Cristo crucificado y vivo de la nave principal de la iglesia.
A un lado, también como parte del retablo, se ubica un cuadro de la Virgen con el Niño, de la reconocida pintora mexicana Martha Orozco.
 
En la parte de atrás, junto a los confesonarios, está colocado un lienzo que recoge un momento en la vida de San José. En su taller, el santo patriarca trabaja en un mueble, mientras Jesús adolescente le ayuda con diligencia.
 
Una escena que refleja con enorme atractivo el núcleo de la predicación de san Josemaría: la santificación del trabajo ordinario.
 
También esta pintura procede del pincel de Martha Orozco.